Cómo alcanzar las islas menores

Pin It

En ferry o hidroplano


Islas Eolias


Las Islas Eolias son conectadas con Nápoles por Snav, Siremar y Alilauro (que en verano ofrece también un servicio de transporte intermodal autobús+hidroplano entre Roma y el archipiélago, con embarco a Nápoles), con Reggio Calabria por los hidroplanos de Ustica Lines, a Palermo e Cefalù da Ustica Lines, con Palermo y Cefalù por Ustica Lines, con Milazzo por Ustica Lines y por NGI (Navigazione Generale Italiana). No todas las líneas paran en todas las islas; en este caso el cambio generalmente se realiza en Lipari o en Salina.

Ustica


Ustica es servida cotidianamente por Siremar que la conecta con Palermo con 4 carreras al día en verano y con 2 o 3 carreras (según los días) el resto del año. Desde Junio a Septiembre además es comprendida en la ruta Nápoles-Trapani vía Ustica e islas Egadas, servida por los hidroplanos de Ustica Lines.

Islas Egadas


Las Islas Egadas (Favignana, Levanzo y Marettimo) están conectadas más veces al día con Trapani por Ustica Lines y por Traghetti delle Isole, y con Marsala por Ustica Lines; con Nápoles y con Ustica, sobre la ruta sólo veraniega Nápoles-Trapani, por Ustica Lines.

Pantelleria


Pantelleria es conectada diariamente con Trápani por Traghetti delle Isole y por Siremar.

Islas Pelagias


Las Islas Pelagias (Linosa y Lampedusa) se alcanzan desde Porto Empedocle con el ferry Siremar y, desde el 15 de Junio al 15 de Septiembre, con el hidroplano de Ustica Lines, que, al menos en el viaje de ida hacia las islas es indudablemente preferible al ferry, que sale desde Porto Empedocle todos los días a las 24:00 aproximadamente (que pueden hacerse fácilmente la 1:00 o las 2:00 de la mañana) y la alternativa en el período de temporada alta es dormir en una de las literas claustrofóbicas y mal funcionantes, en uno de los pocos sillones (que en todo sitio, en cualquier barco no son lo máximo de la comodidad), o arreglarse de la mejor manera porque el ferry es bastante pequeño y en Julio y Agosto no hay mucho sitio ni para tumbarse con una colchoneta o en un saco de dormir. A la vuelta se viaja en cambio de día y por lo tanto se puede estar más cómodamente sobre el puente.