Costa meridional Sicilia

Pin It
El destino príncipe de esta larga costa es el grandioso Valle de los Templos de Agrigento, pero a las extremidades occidentales y orientales de la costa meridional también se encuentran algunas entre las playas más encantadoras de Sicilia; desafortunadamente muchas localidades que habrían tenido una vocación turística balnearia son ignoradas por las grandes instalaciones petrolquímicas que estropean el paisaje en algunos puntos de la costa, además de contaminar pesadamente los trechos de mar que se encuentran de frente.

Capo Passero es la punta meridional de Sicilia, una zona con playas de vario tipo enseguida a sur de la hermosísima Riserva natural de Vendicari. Un lugar muy particular es la antigua almadraba de Portopalo, donde se encuentra también una calita de aguas límpidas.

También Pozzallo tiene una playa muy bonita, junto a la del siglo XIV Torre Cabrera, así como Punta Secca, que tiene una bonita playa sobre la que se asoman directamente características casas en estilo mediterráneo.

Más adelante Gela no tiene por cierto bonitas playas limpiadas, pero posee una de las fortificaciones griegas más imponentes, que merece de ser visitada. Las fortificaciones se encuentran en Capo Soprano y se remontan al siglo IV a.C., mientras en la ciudad se puede visitar e Museo Arqueológico que hospeda una importante colección de macetas pintadas que se remontan en gran parte a los siglos VII y V a.C.

Agrigentoes explotada casi exclusivamente como base para visitar uno de los sitios arqueológicos más hermosos del mundo, y no es cosa de poco, pero la ciudad también tiene un núcleo medieval muy bonito que en algunos puntos tiene buenas panorámicas sobre el Valle de los Templos ((aunque es bastante difícil tener fuera de campo las torpezas edilicias que circundan su periferia).

Superada Agrigento, en Eraclea Minoa encontrarán otro importante sitio arqueológico helénico y una de las playas más bonitas de la costa meridional, Capo Bianco, una larga playa arenosa delimitada por rocas y acantilados blancos.

Sciacca, con sus casas pintadas al reparo del agua, el puerto pesquero y la variedad y la estratificación de los estilos arquitectónicos, es una de las pequeñas perlas de esta ladera de Sicilia, que no esconde sus raíces árabes. Más que el individual monumento, más que las playas cercanas, es toda la ciudad en su conjunto a encantar. El burgo es enrocado de manera laberíntica sobre la colina; uno de los puntos panorámicos más hermosos es Piazza Scandaliato, asomada sobre el mar y sobre el puerto. Más adelante, algo lejos de la Catedral,de orígenes normandos, entre los distintos edificios de corso Vittorio Emanuele desprende el Palacio Steripinto, en estilo catalán del siglo XV. Famosa por su producción de mayólicas y por el Carnaval, Sciacca también es uno de los sitios mejores donde comer pescado, fresco y al alcance de todos. Poco afuera de Sciacca se encuentra un jardín muy particular, el Castillo Encantado, donde se acampan unas grandes cabezas de piedra talladas por el propietario del jardín, Filippo Bentivegna, ahora fallecido

Selinunte es otro sitio arqueológico de particular belleza y si se quieren parar por un baño, poco antes del sitio hay la playa de Marinella di Selinunte, una grande extensión arenosa, un poquito invadida por las algas pero muy bonita y apta por el surf.

Pasado Selinunte empieza la parte más occidental de Sicilia, aquella en que la tradición fenicia y sobre todo árabe, se ha hecho sentir principalmente. También geográficamente el territorio, plano y constelado de casas blancas de forma cúbica, evoca el Norte de áfrica, por lo demás más cercana con respecto de la misma costa oriental de la isla.

Mazara del Vallo fue una de las ciudades más floridas de la isla, bajo los árabes y capital del más grande entre los walis (de esos, la añadidura del “Vallo”; loswalis eran los distritos administrativos) en que en ese entonces Sicilia estaba dividida. Fue la primera a ser conquistada por los árabes y la última a ser cedida. El conde Ruggero estableció aquí una fuerte presencia normanda y Mazara siguió conservando su importancia incluso después de la definitiva conquista normanda, ocurrida en el 1087.

La influencia árabe es evidente en el enredo de calles del barrio de la Kasbah, donde ahora vive la gran parte de la comunidad tunecina de Mazara del Vallo. Aquí se encuentra un restaurante tunecino, muy sin cumplidos, hecho sobre el género de nuestras hosterías, que sirve dos o tres platos diferentes al día; muy económico y realmente bueno.

La presencia normanda por ejemplo ha dejado huellas de si en el Castillo del Conte Ruggercuyas ruinas se acampan en Piazza Mokarta, y en la iglesia de San Nicolò Regale, ue presenta claros elementos árabes.
No se pueden perder los edificios barrocos como laCatedral, de construcción normanda pero completamente reconstruido al final del siglo XVII, y losedificios barrocos de Piazza de la Repubblica. En Piazza del Plebiscito, la iglesia de Sant’Egidio siglo XV) hospeda el Museo del Satiro, donde fundamentalmente se encuentra el famoso Sátiro de bronce del siglo IV a.C., hallado al final de los años Noventa en las aguas entre Pantelleria y Cabo Bon, y pocas otras piezas.

A quién la visita Mazara da la justa dosis de intimidad y relajamiento; conocer su casco antiguo y el barrio de la kasbah es una actividad que ocupa pocas horas pero su aire de lugar de confín hace venir gana de pararse algún día divirtiéndose entre patios, callejuelas estrechas y paseo marítimo. Otro óptimo motivo para pararse dos o tres días en Mazara del Vallo es que se come realmente bien gastando poco: en los menús abunda el pescado, y es ya un plato local el cous cous; óptimas también heladerías y pastelerías.

De fundación cartaginesa, Marsala más tarde fue rebautizada Marsah Alì (puerto de Alí) por los sarracenos que la convirtieron en su principal base sobre la isla. Más cara con respecto a los demás centros de la zona, es sin embargo una buena base si se quiere visitar también Pantelleria o las Egadas. Se pueden visitar además algunos de los baos o de las cantinas sociales donde se produce el tan querido vino licoroso que lleva su nombre y donde es posible degustarlo.

Hotel Consigliati

B&B Agorà

B&B AgoràEl B&B Agorà ofrece habitaciones con aire acondicionado, conexión Wi-Fi gratuita, TV LCD y aparcamiento gratuito, además está a 10 minutos a pie [...]

Arco Ubriaco

Arco UbriacoEl Arco Ubriaco fue construido aproximadamente en el siglo XII y se encuentra en el centro de Agrigento. Cuenta con un patio y con una sala de estar c [...]

B&B Mille E Una Notte

B&B Mille E Una NotteEl B&B Mille E Una Notte se encuentra en pleno centro de Agrigento, a 200 metros del teatro Pirandello, y ofrece un patio tranquilo con flores y habit [...]

Hotel Exclusive

Hotel ExclusiveEl Hotel Exclusive está en el centro de Agrigento, frente a la estación de tren. Tiene vistas al valle de los Templos y al mar Mediterráneo, así c [...]

Hotel Villa Athena

Hotel Villa AthenaEl Villa Athena es un hotel de 5 estrellas totalmente reformado y está situado en Agrigento, en el parque arqueológico del Valle de los Templos, dec [...]

Villa Nicoletta

Villa NicolettaLa Villa Nicoletta está situada a sólo 7 km del centro de Agrigento, en Sicilia, y ofrece conexión Wi-Fi y aparcamiento privado, ambos gratuitos. L [...]

B&B Villa Diana

B&B Villa DianaEl B&B Villa Diana, situado en un jardín con vistas al campo cercano, ofrece habitaciones elegantes, conexión Wi-Fi gratuita en todas sus instalacio [...]