Siracusa – Sicilia

Pin It
Muy probablemente es la más hermosa ciudad siciliana y una de las más bonitas ciudades europeas y ha sido recientemente condecorada del título de Patrimonio Unesco de la Humanidad. Antigua potencia política y comercial, deriva su atractivo de la maravillosa conmixtión de estilos arquitectónicos, de aquel helenístico al barroco, y del hecho que no obstante eso conserve la intimidad propia de los pequeños centros. Su estructura urbana es particularmente fascinadora: la ciudad antigua se desarrolló sobre el islote de Ortigia, mientras sobre el continente surgen sus otros cuatro barrios: Acradina, Tyche, Neapolis y Epipoli.

Ortigia tiene un aspecto predominantemente medieval y barroco. Es una hermosísima área en que es particularmente agradable merodear entre calles, plazas y callejones tranquilos, donde se encuentran algunos de los monumentos más hermosos de la ciudad.

En Piazza Pancali surge el Templo dórico de Apolo, que se remonta al VII-VI siglo a.C. y de que se han guardado el basamento, algunas columnas y parte del muro meridional. Piazza Archimede es la plaza central de Ortigia, con una hermosa fuente que representa la ninfa Artemisia símbolo de Ortigia; de la plaza se alcanza en dos minutos Palazzo Montalto, del 1397. Piazza del Duomo es el mejor concentrado arquitectónico barroco de la ciudad, un conjunto de edificios seis-dieciochescos entre los que Palazzo Vermexio, hoy edificio municipal, que encierra en la entreplanta los fundamentos de un antiguo templo jónico; Palazzo Beneventano, con una bonita fachada tardo dieciochesca; la iglesia de Santa Lucia alla Badia, que se remonta al 1695 pero cuya planta superior ha sido añadida en la mitad del Setecientos.

Pero sobre todo la Catedral, erigida en el siglo VII adaptando y modificando un templo dórico preexistente y sucesivamente refundido en época normanda y barroca: sobre el lado occidental es visible el muro almenado normando, y las columnas, los capiteles y el arquitrabe dóricos miembros del núcleo griego y que fueron englobados en el edificio en el siglo VII. El terremoto del 1693 destruyó la fachada, normanda, que fue reconstruida con cánones barrocos, algo que la hace contrastar con el más sobrio interior, que reproduce la lineal estructura del antiguo templo griego. En la nave sur una serie de capillas ricamente decoradas, ellas también son barrocas, excepto la primera, decorada con vivaces mosaicos en estilo árabe de clara época normanda y que contiene una pila bautismal normanda del siglo XIII, un cráter helenístico sacado por un bloque de piedra sobre la que es todavía visible una inscripción griega. Palazzo Bellomo y Palazzo Parisio hospedan el Museo Regional de Arte Medieval y Moderno, admirable exposición funcional y bien cuidada, al momento sin embargo cerrado por restauración (ver abajo).

En Largo Aretusa se encuentra una bonita presa de agua dulce, la Fonte Aretusa, alrededor de la que se concentra el froto nocturno; una hermosa plaza donde pararse a tomar un café. A sur de la fuente, sobre la espuela rocosa en la extremidad meridional de la península surge elCastillo Maniace, una maciza fortaleza sueva, cuadrada y con cuatro torres cilíndricas a los rincones, que toma el nombre del almirante bizantino que en 1038 reconquistó por breve tiempo Siracusa arrancándola a los árabes. Desafortunadamente de momento no está abierta al público. El paseo largo Foro Vittorio Emanuele II, que da sobre el Puerto Grande, es un lugar agradable para concluir la tarde.

En la extremidad opuesta del Puente Nuevo, el puente principal que conecta Ordigia al continente, se encuentra Acradina, históricamente el fulcro de las actividades comerciales de Siracusa atravesado por la gran arteria de Corso Gelone.

A Norte de Acradina el barrio residencial de Tyche hospeda las laberínticas catacumbas de Siracusa en las galerías de la Basílica de San Giovanni, y, en Viale Teócrito, el Museo Arqueológico, de no perder en absoluto: en su interior está expuesta la más vasta colección de antigüedades de Sicilia, procedentes de los sitios arqueológicos de la zona y la isla; los tres grandes sectores son aquel prehistórico, aquél dedicado a las colonias griegas de Siracusa, Megara Hyblaea y a las colonias calcidesas; aquel de las colonias de Gela y Agrigento, de las subcolonias siracusanas y de los asentamientos sículos, sobre todo Pantalica y Castelluccio.

Neapolis era el barrio que contenía la mayor parte de las estructuras sociales y religiosas de la ciudad antigua y hospeda hoy el gran Parque Arqueológico de Siracusa. En su interior se encuentran las ruinas del Ara di Ierone II, un gigantesco altar largo 200 m construido por querer de Ierone II en la segunda mitad del III sec. a.C.; el espectacular Teatro Griego, semicircular y completamente cavado en la roca, uno de los más grandes y mejor conservados en mundo; e Anfiteatro Romano, también este uno de los más grandes en el mundo.

El barrio periférico de Epipoli acoge las antiguas paredes defensivas y los restos del Castillo Eurialo, imponente castillo que constituye una de las fortificaciones griegas más hermosas y completas del Mediterráneo. Fue construido en gran parte en la segunda mitad del siglo III a.C., circundado por tres fosos defensivos, el primero de los que está cubierto por los tiros de las catapultas montadas sobre las cinco torres del mastio, la parte del castillo mejor conservada.

Fuera de Siracusa se pueden hacer algunas excursiones muy bonitas y de breve duración: una de éstas lleva a Cabo Murro di Porco, alcanzable tanto en coche como caminando (mucho más hermosa); otra a la Fonte Ciane, a 10 km de la ciudad, es alcanzable en coche o caminando, cogiendo el autobús n. 21, 22 o 23 de Piazza della Posta, en Ordigia a la entrada del Puente Nuevo, y bajando en el punto en que la calle encuentra el río y de aquí continuar por una hora a lo largo de las lozanas orillas del río Ciane, donde, único lugar además del Norte de áfrica, los papiros crecen espontáneos.

Siguiendo la senda caminando en lugar de llegar en coche, se pueden ver también las sugestivas ruinas del Olympieion, el templo dórico dedicado a Júpiter Olímpico que se remonta a la primera mitad del siglo VI a.C. Otra posibilidad es llegar allí con una de las excursiones en barco que salen del muelle cerca del Puente Grande, que atraviesa el río cerca de la desembocadura; los barcos remontan el río permitiendo de ver tanto las ruinas como el manantial.

A media hora de coche desde Siracusa en dirección Norte, en la costa, se encuentra el sitio arqueológico de Megara Hyblaea (o Megara Iblea), ciudad ante griega luego romana, cuyos restos constituyen el modelo más completo de ciudad arcaica aún existente.

Por lo que concierne el mar, la costa Norte de Siracusa es absolutamente de evitar por los ascos vomitados por las industrias químicas que se asoman. A sur en cambio las playas de la Arenella y de las Fontane Bianche son guapísimas y con aguas límpidas, y por eso muy frecuentadas. En el Arenella abundan los trechos de playa con servicios de pago; mejor dar dos pasos y pararse en una de las pequeñas playas rocosas algo más a sur. Fontane Bianche es un lugar de encanto, playa de arena muy fina y de frente una inmensa piscina natural…

Galería Regional de Palazzo Bellomo – Museo Regional de Arte Medieval y Moderno
  • Via Capodieci, 16
  • Horario de verano:
  • De martes a sábado: 09:00-19:00
  • Domingo y festivos: 09:00-13:00
  • Horario invernal:
  • De martes a sábado: 09:00-17:00
  • Domingo y festivos: 09:00-13:00
  • Cerrado el lunes.

Hotel Consigliati

Borgo Marino Petit Resort

Borgo Marino Petit ResortLa residencia Borgo Marino está situada en una zona elevada, con vistas al maravilloso golfo de Terrauzza, cerca de la reserva marina de Plemmirio, e [...]

Hotel Gutkowski

Hotel GutkowskiEl Hotel Gutkowski está situado junto a los principales lugares de interés del centro histórico de Siracusa y ofrece vistas al mar. Consta de 2 edi [...]

Panorama Hotel

Panorama HotelEl hotel Panorama ofrece un alojamiento moderno a 5 minutos en coche del centro de la localidad pintoresca de Ortigia, en Siracusa. Se encuentra a 800 [...]

Domus Mariae Benessere

Domus Mariae BenessereEl Domus Mariae se encuentra en la isla de Ortigia, en el centro de Siracusa. Este establecimiento ofrece una terraza en la azotea con bellas vistas a [...]

Hotel Casa Mia

Hotel Casa MiaEl Casa Mia es un bonito edificio de finales del siglo XIX situado en una de las calles principales del centro histórico de Siracusa, a sólo 3 minut [...]

L'Approdo delle Sirene B&B

L'Approdo delle Sirene B&BL'Approdo delle Sirene está ubicado en un edificio histórico con vistas al puerto natural de la isla de Ortigia, enfrente de Siracusa. Las habitacio [...]

Giuggiulena

GiuggiulenaCon un desayuno abundante, habitaciones amplias y un servicio amable, el Giuggiulena B&B ofrece vistas panorámicas desde la bahía hasta el centro hi [...]